Tres días de detención por el delito de defender, cuidar y proteger la vida en los territorios ancestrales

Home/Libertad para Sara y Tulia/Tres días de detención por el delito de defender, cuidar y proteger la vida en los territorios ancestrales

Tres días de detención por el delito de defender, cuidar y proteger la vida en los territorios ancestrales

Incriminación de las Defensoras de Derechos Humanos y Activistas del Proceso de Comunidades Negras en Colombia PCN; Sara Liliana Quiñonez Valencia y Tulia Mary Valencia.

Que la paz no nos quite
Lo poco que nos dejó la guerra

Informamos a la comunidad internacional, organizaciones hermanas defensoras de derechos humanos, mujeres, medios de comunicación y comunidad en general, que a los dos días de audiencias en el marco de la criminalización de las defensoras de derechos colectivos Saray Tulia Maris, la Fiscalia continúa usando la labor de de las defensoras como acciones criminales relacionadas con narcotráfico y actividades subversivas.

Según las acusaciones, las compañeras han realizado todo su trabajo social y comunitario como lideresas a favor del grupo guerrillero con quien se les involucra, y el trabajo adelantado por varios años con niños, jóvenes, adolescentes y mujeres negras para el fortalecimiento de la identidad es caracterizado como acciones de reclutamiento y proselitismo insurgente.

SARA Y TULIA mujeres Tumaqueñas del Consejo Comunitario Alto Mira y Frontera, son reconocidas en su comunidad y en nuestro Proceso por defender, cuidar y proteger las distintas formas de vida que cohabitan en su territorio y por sostener el derecho de las comunidades a un territorio sano y libre de violencia. La comprensión que ambas tienen del territorio como espacio de vida se convirtió en subversión y todas sabemos que ser tildado de subversivo en Colombia atenta contra la integridad física y cultural de nuestros lideres y lideresas. Con la criminalización de las compañeras no se pretende solo encarcelar sus cuerpos; se pretende encarcelar sus sueños y aspiraciones de vida digna colectiva. Se pretende estigmatizar su labor y desprestigiar el papel que cumplen en sus comunidades, estrategia añeja que le ha funcionado siempre al Estado cuando los gritos de libre determinación, justicia y dignidad son más fuertes que las balas, que las retroexcavadoras, que los monocultivos.

Con la criminalización de Sara Valencia y Tulia Quiñones quieren enseñarnos que está terminantemente prohibido el pensar en construir un mundo respetuoso con todas las formas de vida, nos amordazar y prevenir de organizarnos para que no se nos ocurra transformar el sistema colonial, patriarcal, capitalista responsable de la violencia en Colombia. Los crímenes de Sara y Tulia Mary han sido su oposicion a los megacultivos de coca y palma en el territorios, la defensa del derecho al territorio colectivo, los megaproyectos mineros y su férrea decisión de volver la paz y la dignidad a sus territorios.

Libertad para Sara y Tulia; Porque el territorio es la vida y la vida no se vende se ama y se defiende.

Leave A Comment