Comunicado N° 7

Home/Comunicados/Comunicado N° 7

Comunicado N° 7

Mientras las retroexcavadoras se les pasan por las narices y sus mercenarios nos amenazan, ellos despliegan su violencia contra nosotras. Desde el 17 de Noviembre caminamos desde nuestros territorios ancestrales en el municipio de Suárez para llegar a Bogotá buscando poder tener una conversación cara a cara con las autoridades nacionales y demandar acciones concretas para resolver el problema de la minería ilegal y las concesiones y títulos sin consulta y consentimiento previo en nuestros territorios.

Desde el jueves 27 nos declaramos en asamblea permanente en las instalaciones del Ministerio del Interior y el día de ayer finalmente logramos sentarnos con el gobierno, en presencia de organizaciones y personas garantes, para buscar diálogo y acuerdos.

Sin embargo, la disposición de los ministerios no daba buenos indicios. Demoraron la entrada de los garantes lo cual dilato nuestra agenda, amenazaron con sacarnos por la fuerza varias veces y solo hasta las cuatro de la mañana del día de hoy, bajo la amenaza de ser desalojadas por la fuerza a pesar de estar en ambiente de diálogo,  logramos firmar acuerdos parciales sobre dos de los diez puntos de nuestra agenda: 1) eliminar la minería ilegal del departamento del Cauca y 2) derogar todos los títulos y concesiones mineras y títulos ambientales otorgados sobre los territorios ancestrales y colectivos en las cuencas de los ríos Ovejas, Palo, Páez- Quinamayo, La Teta, Timba en le departamento del Cauca. Hoy a las 2:00 de la tarde volveremos a la mesa para concluir nuestra agenda e iniciar mesas de trabajo para definir la operatividad de los acuerdos. Ahora depende totalmente del gobierno. Sabremos cual es su verdadera voluntad política.

Aunque decidimos dejar las instalaciones del Ministerio en una muestra de nuestra voluntad política de avanzar y como voto de confianza con el equipo de garantes, continuamos en asamblea permanente hasta tanto lleguemos a acuerdos satisfactorios sobre toda nuestra agenda. No vamos a volver a nuestros territorios en medio de retroexcavadoras y matones esperándonos, legitimando la retórica del gobierno. No vamos a regresar sin un acuerdo satisfactorio firmado y una agenda operativa para su cumplimiento establecida.

Por encima de los acuerdos ya establecidos, nos quedan claras dos cosas:

  1. El gobierno juega a la política de la zanahoria y el garrote con nosotras y nos trata como criminales, al estilo de la política implementada en los diálogos de paz, “dialogo armado”. Nuestras armas son la dignidad, la verdad y el derecho. Ofrecemos propuestas que esperamos se discutan y nos lleven a acuerdos. El gobierno nos dispara amenazas de represión. Somos dos culturas de dialogo diferentes.
  2. Hasta el momento no se ha demostrado completamente verdadera voluntad política por parte de los Ministerios del Interior, Minas y Defensa. Lo hemos sabido, pero esperábamos que hubiese un cambio de actitud frente al reclamo de respetar un derecho tan fundamental como el de la vida, en condiciones dignas. Dependemos de que los garantes ofrezcan la mediación y el ambiente se genere, pero la actitud del gobierno solo nos convence más y más de nuestro derecho a la desobediencia civil. Su tratamiento del dialogo que proponemos nos reafirma en nuestro derecho a sostenernos en asamblea permanente hasta que tengamos acuerdos satisfactorios.

El territorio y la vida no se venden, se aman y se defienden.

#EscuchenNuestrosPasos #MujeresNegrasCaminan

2017-03-18T18:10:57+00:00 noviembre 30th, 2014|Comunicados|0 Comments

Leave A Comment